04 enero 2018

No mires, Dray


 


Dray trabajaba en el laboratorio del gran mago Towald Trigenistus. Había sido aceptada como segunda ayudante el mes anterior y estaba ansiosa por colaborar con el hombre a efectuar sus artes mágicas en aquel amplio sótano. En realidad, era un gran laboratorio, en donde la magia afloraba por doquier, tanto en la forma de sutiles vibraciones como en la presencia de extraños libros y objetos, algunos de los cuales parecían tener vida propia. La paga no era mala y le servía para ayudar a las necesidades de su hogar y para sus estudios.

—Dray, pásame la poción Nº5 —pido Trigenistus con su voz seria y profunda que lo caracterizaba.

La joven inmediatamente acató la orden de su amo. En cuanto el frasco estuvo en manos del mago, ella se apartó respetuosamente del mesón de trabajo. Una gran fuente de metal, cuya tapa yacía al lado sobre la madera, contenía una misteriosa sustancia en perpetua ebullición. Trigenistus murmuró un encantamiento en una lengua desconocida y luego arrojó una piedra negra dentro del recipiente. Dray lo observaba todo con sus enormes ojos muy abiertos, siempre curiosa con respecto a lo que acontecía ante su vista.

Hubo una gran llamarada que emergió de la fuente y elevó la temperatura del laboratorio en varios grados, pero esa sensación de calor desapareció tan pronto como había llegado. Ahora numerosas chispas brotaban de la sustancia que había detenido su ebullición. El mago permaneció recitando algunos encantamientos más y luego de algunos minutos le puso la tapa a la fuente.

—No mires, Dray —le dijo a la joven mientras señalaba la fuente.

—Sí, señor —aceptó ella.

—Saldré a buscar unas hierbas que necesito para mi siguiente hechizo —informó Trigenistus, colocándose una capa y cogiendo su báculo metálico incrustado de piedras mágicas—. Ten la bondad de limpiar el laboratorio; luego, puedes servirte té y bocadillos a tu elección.

—Así lo haré, señor, gracias por vuestra generosidad.

El hombre le acarició el despeinado cabello y subió las escaleras.

—No mires —murmuró Dray, pero la inquietud la corroía.

Empezó a barrer el piso, evitando acercarse al mesón. Sin embargo, cuando hubo completado la limpieza del piso tuvo que forzosamente acercarse a la misteriosa fuente. Se detuvo, pensativa, recordando los otros experimentos que había presenciado y por los cuales había recibido la misma recomendación de mantenerse apartada. Siempre le llamó la atención el resultado de los experimentos mágicos de Trigenistus, aunque hasta el momento no había visto el contenido de la fuente.

—No mires —volvió a murmurar mientras barría debajo del mesón y sus grandes ojos miraban de reojo la fuente.

Un suave golpe que provenía del interior del recipiente la alertó. Eso no había sucedido antes, nunca escuchó que… Ahí estaba otra vez, empero ahora un poco más fuerte. Se apartó un poco del mesón al tiempo que asía firmemente el palo de la escoba. Otro golpe más.

—Debo esperar a mi amo —dijo en voz alta para darse ánimos.

Un nuevo golpe resonó en la soledad de laboratorio.

—Amo, vuelva pronto —dijo con el corazón latiéndole de inquietud.

Tres golpes después fue incapaz de contenerse y se acercó a la fuente. Cuando sonó un nuevo golpe, aproximó la cabeza con lentitud hacia la tapa. Los golpes cesaron, sin embargo, su curiosidad se había desbocado y no le era posible contenerse por más tiempo. Miró asustada sobre su hombro, sabedora de que iba a hacer lo prohibido, y suavemente movió menos de un centímetro la tapa. Y el asombro la paralizó. Esperaba ver destellos multicolores, objetos multifacéticos, joyas encantadas o algo por el estilo, no obstante, ante sus ojos apareció la figura de un pequeño gatito.

—Qué minino tan lindo —comentó.

El felino maulló de una manera que la conmovió profundamente. Se veía tan pequeño, tan indefenso, tan tierno que no pudo resistirse más y abrió la tapa casi en su totalidad. Unos ojos negros y brillantes, semejantes a los propios, la miraron con agradecimiento.

—Ven aquí —pidió la joven estirando sus brazos.

El gato no se hizo de rogar y salto hacia ella. Se acurrucó en su regazo mientras Dray le murmuraba:

—Todo está bien, nada malo te va a pasar.

Se preguntó qué hacía un gato dentro de la fuente. No tenía sentido, el mago hacía experimentos nuevos y eso parecía el resultado de un simple hechizo de invocación… ¿O no? Ella no era muy versada en las artes mágicas, mas esto…

Un temblor empezó a recorrerla y pronto se dio cuenta de que provenía del felino. Lo miró y se dio cuenta de que su tamaño aumentaba por segundos. Lo soltó espantada y pronto tuvo ante ella a un enorme y furioso tigre con dientes muy largos. El pánico la invadió y entendió el motivo de la advertencia de su amo. Un rugido la estremeció de pies a cabeza y trató de encontrar una solución al problema. Retrocedió con la escoba entre sus manos, sabedora de que no le serviría de nada contra una criatura como aquella. El felino se dirigió hacia ella con pasos lentos y confiados. Su mirada era de maldad, desprovista ya de toda ternura.

—Pócimas de transmutaciones —leyó Dray en la estantería de su izquierda y cogió la primera botella que tuvo a mano. No lo dudó ni un segundo y la arrojó contra su adversario.

Un líquido verdoso salpicó al tigre, el cual no sufrió el menor cambio ni se detuvo en su andar. Dray cogió otro frasco, lo destapó y roció nuevamente a la criatura. Nada, su segundo intento tampoco surtió efecto. Entonces recordó que las pócimas de transmutaciones se aplicaban a metales, no a seres mágicos.

Corrió a toda prisa por entre los estantes en un esfuerzo por llegar a las escaleras, pero el felino le interceptó el paso. Se movía con una velocidad asombrosa y era obvio que no escaparía de sus garras. Empezó a retroceder. La escoba era sostenida inútilmente entre sus manos, se negaba a soltarla por una absurda sensación de seguridad. El tigre estaba cada vez más cerca, casi olía su aliento y veía el reflejo de ella misma en aquellos ojos repletos de maldad. Había cometido la última equivocación de su vida.

Una luz iluminó de improviso toda la estancia, haciendo que el felino mirase en todas direcciones. Otros pasos igualmente decididos como los del tigre se acercaron hasta ellos.

—¡Vuelve a tu encierro, criatura maligna! —exclamó Towald Trigenistus.

El ser mágico empezó a disolverse en una nube de partículas que fluyeron por el aire hasta la fuente. Una vez estuvieron todas dentro, la tapa se colocó sobre ella por sí sola.

Los aterrorizados ojos de Dray miraban al mago con temor, pues sospechaba que el castigo por desobedecerlo sería muy grande. Cuando el hombre se le acercó, ella simplemente corrió a abrazarlo y llorar de emoción.

—Lo siento, mi amo, hice… lo que no debía —dijo mientras las lágrimas caían por sus mejillas.

Trigenistus permaneció impasible unos segundos y luego dijo:

—No hay problema, pequeña. —Le acarició la cabeza con ternura—. En verdad, era una prueba, quería saber cuánto tiempo soportabas sin mirar dentro de la fuente. Y has pasado la prueba muy bien, todos los otros ayudantes al segundo o tercer día empezaban a husmear.

—¿Lo dice en serio, señor? —preguntó ella, incrédula, abriendo y cerrando sus grandes ojos sin cesar.

—Por supuesto. La curiosidad humana es muy grande, yo también la tengo, aunque el saber controlarla nos hace un poco mejores. —Sonrió sin reparos y le apartó un mechón de cabello del rostro—. Vamos, limpiemos este estropicio, que hay mucho trabajo por hacer todavía.

—Sí, señor —dijo ella y juntos partieron a arreglar los destrozos.



27 agosto 2016

Conversaciones con Sergio Meier


El viernes 19 de agosto a las 18:30 horas se efectuó en la Librería "En el blanco", Blanco 1065, Valparaíso, el lanzamiento de este libro, cuyo prólogo es de Francisco Ortega. En él, Carlos Lloró narra numerosas conversaciones sostenidas con mi amigo y colega Sergio Meier (fallecido en 2009) a lo largo de los años, en donde se desglosan numerosas ideas y conceptos que fueron la pasión de "El Alquimista de Quillota", como le decían cariñosamente. Así, asistimos a largas pláticas en donde se tratan ciencia, alquimia, literatura, universos paralelos, agujeros negros y un largo etcétera. Meier era un estudioso de todos estos temas, siempre intrigado por ver qué había más allá, siempre anhelante de poder asomar la cabeza fuera de nuestra realidad. Yo mismo tuve varias conversaciones en su casa, en donde pude ver el interés que él tenía y la cierta pomposidad que le caracterizaba al hablar. Era muy expresivo y especial, algo que pueden apreciar en la gran entrevista que le hizo Cristián Warnken:


Han transcurrido ya 7 años desde su muerte y todavía tengo fresca la noticia en la mente. Lo apreciaba bastante, era un muy buen amigo con quien el tiempo se me pasaba volando al conversar. Siempre recordaré con cariño su hospitalidad en su casa de Quillota, las bromas e ideas que nos rondaban al reunirnos. Él quiso mantener su cáncer en secreto, seguramente para no preocupar a los demás, con lo cual su deceso nos pilló desprevenidos. Así es la vida, qué le vamos a hacer, lo importante es recordar a quienes ya no están con afecto y seguir adelante hasta que sea nuestra hora.
Agradezco a Carlos Lloró el haber sacado este libro, en donde se pueden apreciar mejor las ideas de Sergio.









Conversaciones con Sergio Meier
Carlos Lloró
Universidad de Valparaíso
Agosto 2016

29 agosto 2015

Cartelera de Cine - Miguel Acevedo


     Este es un libro (librito, mejor dicho, sin que el diminutivo sea despectivo) que escribió mi buen amigo/ñoño/friki Miguel Acevedo. Él es Profesor de Historia y —al igual que yo— desde niño aficionado al género fantástico. Durante los últimos años se ha dedicado a colocar entradas en su blog referentes a esos cines que frecuentábamos cuando niños/adolescentes. Finalmente, reunió todos esos escritos y los aglutinó en forma de libro, añadiéndole algunos textos extras. El resultado es una obra que con mucha sencillez —y no exenta de cierta nostalgia— nos abre aquel mundo ya perdido de las salas de cine, contándonos acerca de su emplazamiento e historia, además de alguna anécdota. Su prosa estila cariño por una época en donde el mercantilismo no estaba tan entronizado como ahora, cuando las funciones rotativas permitían que la gente pudiera quedarse a ver la película de nuevo sin tener que salir del cine y adquirir otra entrada, sin ser sancionado por traer golosinas de fuera o pagar sumas exhorbitantes por una simple bebida.

     Junto con narrar todo lo anterior, Miguel se dedica a adornar los textos con vivencias personales, detalles autobiográficos que se complementan con lo otro, demostrando la manera en que eso influyó en su vida. Al leerlo con detención nos adentramos en ese mundo, su mundo, haciéndonos partícipes de aquella época y —de paso— aprendiendo algo acerca de la historia reciente de nuestro entorno.

     El libro está impreso en un formato sencillo, cual folleto divulgativo, que engaña al vistazo general, no obstante, los puntos que ya mencioné lo hacen digno de sentarse al lado de otros más gruesos. No es solo nostalgia, sino historia y reflexiones que harán pasar más de un buen rato al lector. Y a quienes vivimos es época nos la traerá a la mente, fresca, como si hubiera acontecido ayer.

     El sitio del autor es:

     http://ledicenpoesia.blogspot.cl/

   Ahí pueden descubrir más acerca de él y adquirir el libro haciéndole llegar un mensaje.

     Cartelera de Cine
     Mayo 2015
     Ediciones Gatojurel
     Fonos 63200138 - 63080530

25 junio 2015

Lanzamiento de "Poliedro V"


El Viernes 3 de julio a las 19 hrs., en el Café Literario Parque Bustamante (Av.Providencia 410, Metro Salvador) se lanza el quinto volumen de esta antología chilena de cuentos de Ciencia Ficción, Fantasía y Horror. Esta obra es presentada por Grupo Poliedro y Editorial Bajo Los Hielos.

Presentan:
Claudia Andrade Ecchio
Doctora en Literatura Chilena, Universidad de Chile

J.H.Magno
Community Manager de Fantástica Chile

Moisés Hasson
Autor de Comics en Chile. Catálogo de Revistas (1908-2000)

También estarán presentes los escritores Armando Rosselot, Luis Saavedra y Sergio Fritz.

En esta antología se incluye mi relato "Cuando se fueron los vecinos".

Agradezco a la gente de la antología la invitación a participar.

30 diciembre 2014

Desierto de Atacama noviembre 2014


Entre los días 16 y 28 de noviembre hice un nuevo viaje en bicicleta al norte. Me fui en bus hasta San Pedro de Atacama y de ahí partí pedaleando hasta Copiapó. El único trayecto que tuve que hacer nuevamente en bus fue Antofagasta-Chañaral, ya que me iba a pillar el tiempo para llegar a tiempo donde mi amigo en la ciudad de destino.

El viaje estuvo maravilloso, lleno de sol, arena, viento, soledad y desolación, atravesando lo que antiguamente se llamaba el Despoblado de Atacama. Me faltaron 4 miserables kilómetros para llegar a un punto, pero el año que viene lo conseguiré. Para más detalles, pueden ver el reporte completo que hice en el foro de ciclismo al que pertenezco:


Adjunto algunas fotos y videos de mi experiencia:









11 enero 2013

Mi primer libro “Bajo un sol negro” en pdf para descargar gratis





He dejado el formato del papel para entrar de lleno en el libro digital. Lo hago porque me aburrí de trastear tanto con miles de hojas, encuadernación, corte, diseño, distribución, etcétera. Pero no importa, para eso existe el e-book. Además, el intentar con las editoriales resultó en fracaso y no quiero pasarme el resto de mi vida corriendo de una en otra. Acá hay un pequeño resumen de lo vivido:

Editorial Planeta chilena: Al editor le pareció bien escrita, no obstante, era ciencia-ficción y eso no vendía.
—Editorial española cuyo nombre no recuerdo (boté las cartas recibidas años atrás): En principio encontraron interesante mi novela, aunque al final no la publicaron.
—Equipo Sirius: Dos meses después de enviarles el contrato firmado para la publicación de mi space opera, dijeron que no lo iban a hacer.
—Grupo Ajec: Se suponía que mi antología saldría el primer semestre de 2011. Bueno, tuvo graves problemas económicos, así que no puedo esperar que la edición se concrete, no es su culpa y en todo momento fueron muy amables y caballeros conmigo.

Además de muchas otras en Chile y España que dijeron “No” a mis cartas/correos o simplemente los ignoraron.

Como dije antes, no importa, la tecnología nos ha brindado nuevos y maravillosos métodos con los cuales publicar, así que de todas maneras editaré mis obras. Seguramente algunos me seguirán reprochando lo de ser escritor autoeditado, pero eso es parte del juego. Sigo adelante con esto porque sé que voy por el camino correcto. No me creo la Octava Maravilla, mi ego es pequeño, sin embargo, considero que puedo aportar algo interesante a la escritura. Ha sido un camino esforzado, no exento de problemas, desde los que esgrimieron el típico “tus escritos nunca le interesarán a nadie” y terminando por cierto egocéntrico famosillo que dijo que yo era un mal escritor (en circunstancias que él envía unos correos que dan pena por lo mal redactados que están). No obstante, nunca me rendí y seguí adelante pese a los inconvenientes, pese a saberme un escritor tradicional (a veces lindando con lo "hard") dentro de un ambiente en que eso no gusta. Todo lo que he conseguido ha sido gracias a mi esfuerzo y a los buenos amigos que he cultivado a lo largo del mundo, sin necesidad de Padrinos Mágicos que le digan a los demás lo bueno que soy o que me regalen premios que no me merezco, ni Mafias de ningún tipo o perritos falderos que dediquen sitios enteros a mi adoración. Creo en el trabajo personal antes que otra cosa y así seguiré escribiendo.

Los enlaces para descargarlo son los siguientes:

Pdf:

Además, aprovecho de dejar los dos primeros capítulos de mi space opera “Hacia otros Universos” como anticipo a su publicación digital durante los próximos meses:


Espero que les agraden mis obras y disfruten de su lectura.

Saludos.

09 julio 2012

Anticipación, el arte de predecir el futuro


El futuro imaginado. Con este título mi amigo y colega Omar Vega lanzará su libro el día 24 de este mes a las 19:00 horas en la Terraza de Lectura de la Biblioteca de Santiago, Matucana 151, Metro Quinta Normal. Trata, como dice el título, sobre el futuro y cómo ha sido visto a través de la historia y los métodos modernos para predecir lo que vendrá. Más información pueden obtenerla en su blog:


Me alegro mucho de que Omar publique su primer libro en papel y espero que tenga buena acogida entre el público.

Me retiro a seguir repasando la versión en PDF de mi space opera y sus continuaciones.